Unilever utilizará la blockchain como parte de su estrategia para abordar la deforestación

by | Jun 16, 2020 | Blockchain

  • Cero emisiones netas para 2039
  • Monitoreo satelital y registro de tierras en la blockchain
  • Inversión colectiva de 1,000 millones de euros

Unilever, el conglomerado mundial de alimentos, anunció recientemente una serie de medidas para mejorar sus prácticas comerciales en beneficio del medio ambiente. En concreto, la compañía reveló las acciones que planea ejecutar para alcanzar el nivel cero en sus emisiones netas para el año 2039.

Más allá de reducir la huella de carbono, Unilever desea eliminar la deforestación de su cadena de suministro para el año 2023. Para ello, planea desplegar diversas herramientas de seguimiento y monitoreo satelital, geolocalización y la trazabilidad impulsada por la blockchain.

Unilever, propietario de marcas como Knorr, Pears, Q-tips, Ben & Jerry’s y Vaseline, vende sus productos en más de 190 países. Anteriormente, la compañía se ha involucrado en proyectos de sostenibilidad ambiental, incluido un plan de inversión colectiva de 1,000 millones de euros como parte del Fondo de Naturaleza y Clima.

Marc Engel, jefe de cadena de suministro de la compañía, comentó en un comunicado:

«En la mayoría de las partes del mundo, la inclusión económica y social de los agricultores y pequeños productores en la producción agrícola sostenible es el motor de cambio más importante para detener la deforestación, restaurar los bosques y ayudar a regenerar la naturaleza».

Unilever considera que la blockchain puede contribuir en gran medida a resolver el problema de la deforestación, sobre todo para el registro de documentos de tierras protegidas. Por su parte, las imágenes satelitales permitirán realizar un mejor seguimiento de las zonas forestales y prevenir la explotación ilegal de bosques.

Además, la empresa aseguró que está integrando nuevas políticas de agricultura regenerativa para todos sus socios, y tiene planes de implementar programas de gestión de agua para los habitantes y comunidades locales durante los próximos años.

En 2018, Ben & Jerry probó un sistema minorista que utilizó la cadena de bloques para compensar la huella de carbono por cada cono de helado comercializado. En ese entonces, la solución permitió a los usuarios contribuir a la reducción de carbono mediante un proyecto de recuperación forestal en Perú.

SELECCIÓN EDITORIAL

INVIERTE EN CRIPTO
CON SEGURIDAD

MÁS ARTÍCULOS

MÁS ARTÍCULOS