Encuesta: La quinta parte de la población mundial pronto tendrá una moneda digital del banco central

by | Jan 25, 2020 | Altcoins, Bitcoin

  • La investigación de las CBDC se acelera
  • Más bancos centrales se unen a la carrera
  • Las razones de las economías en desarrollo

El Banco de Pagos Internacionales (BPI) realizó recientemente una encuesta sobre la moneda digital del banco central (CBDC, por sus siglas en inglés). Los resultados, publicados el jueves, revelan que la quinta parte de los bancos centrales de todo el mundo podrían emitir sus propias monedas digitales pronto. El informe agrega que el 70 por ciento de los bancos centrales aún consideran poco probable la emisión de una CBDC a futuro.

La importancia de la encuesta radica en que el 10 por ciento de los bancos centrales tiene previsto adoptar una CBDC para uso general dentro de los próximos 3 años. Además, el informe refleja un aumento en el número de instituciones centralizadas enfocadas en la investigación de las CBDC con respecto al 2018. Actualmente, el 80 por ciento de los bancos centrales explora el uso de una CBDC. La mitad de ellos se encuentra en su etapa de investigación conceptual, mientras que el 40 por ciento de los bancos han desplegado pruebas.

Objetivos diferentes

Mientras que un grupo de bancos centrales se enfoca en la investigación de la CBDC para su uso por parte de instituciones financieras, es decir, a nivel mayorista, otros se concentran en un activo digital de uso más general. Más de la mitad de todos los bancos centrales están estudiando ambas versiones, pero el 15 por ciento de ellos se enfoca en el comercio mayorista, y el 31 por ciento busca una CBDC minorista.

Cuando la consulta se llevó a las necesidades de cada país, cada proyecto de CBDC aborda requerimientos específicos. Por ejemplo, en Suecia, la caída en los índices de uso de efectivo es el principal motivador detrás de la investigación de la CBDC. Sin embargo, en en otros países, los altos costos operativos que conlleva el uso de efectivo ha llevado a los bancos centrales a buscar nuevas alternativas de liquidación de pagos con las monedas digitales.

En definitiva, el BPI señaló que las economías emergentes tenían mejores motivos para trabajar en una CBDC de uso general, como la necesidad de mayor inclusión financiera y de un sistema de pagos más eficiente para desarrollar su política monetaria. En el caso de las economías más avanzadas, la seguridad de los pagos y la estabilidad financiera se erigen como los primeros motivos para desplegar una CBDC.

La encuesta se realizó a finales del año pasado e incluyó la participación de 66 bancos centrales, divididos en 21 economías avanzadas y 45 economías en desarrollo.

SELECCIÓN EDITORIAL

INVIERTE EN CRIPTO
CON SEGURIDAD

MÁS ARTÍCULOS

MÁS ARTÍCULOS